Tamara y la manada: piedras a la justicia patriarcal

Escrito el

¡NI UNA MENOS!  ¡VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS!  ¡Tamara PRESENTE, ahora y siempre!

1.

La patriarcal  justicia dictó la impunidad.

Estaba planificado: se presentía en los acorazados policías negros, en sus escudos, en las vallas que interrumpen el tránsito, en las cerradas ventanas del edificio Patono, en la sala de debate donde una uniformada línea de contención “protegía” (¿de quién?)  a sus señorías. Al mediodía se verbalizó en una breve y casi silenciosa lectura desde el estrado: el Tribunal Oral Penal N° 1 absolvía a Raúl Escalante…

De Siria a El Litoral argentino: la intromisión norteamericana y los atroces fogonazos de una implícita guerra mundial.

Escrito el

Después de que Estados Unidos bombardeara Siria en coalición con Francia y Reino Unido, y el posterior apoyo de Mauricio Macri a la nueva injerencia de Donald Trump, nos enteramos que el ministerio de Defensa norteamericano realizará “ejercicios militares” en territorio argentino para “impedir el tráfico de armas de destrucción masiva” a nivel global. El operativo será en un punto no informado del Litoral, por lo que Corrientes, Chaco y Formosa están entre las posibilidades.

“Marcha por la vida”: una reflexión desde adentro

Escrito el

La Vida resulta un término paradójico mientras me muevo entre la multitud que se atiborra frente a la legislatura. Es que toda esta gente vino hasta aquí por ella: es “la marcha por la vida”.  Y sin embargo el tema y el problema es la Muerte. Ambivalencia del que argumenta estar “en favor de la vida” pregonando la conservación de un estado de cosas que provoca -como mínimo- un centenar de muertes por año.

 

EL PASADO, MUY PRESENTE

Escrito el

LA VIOLENCIA DEL ESTADO A 42 AÑOS DEL GOLPE CÍVICO-MILITAR-CLERICAL

 

Voy en bici por calle Elías Abad, a contramano. Un viernes a la noche. Llegó a avenida Teniente Ibáñez; la entrada al barrio Trujillo: la plaza Los Caballos, único lugar que conozco en Corrientes donde santuarios al Gauchito Gil son troncos de Palos Borrachos. Una camioneta negra -luces apagadas, patente invisible- dobla, y chirrían las llantas al raspar el asfalto. Sigue veloz, en dirección contraria al cráter que está una cuadra al fondo; ese negativo de una postal de la rotonda de Costanera Sur. A los segundos lo perdí de vista: el espectro se evanesió en el suburbio.
¿Qué hacían? ¿Quién los controla? ¿Qué haría yo si me pararan? ¿Esto es “seguridad”? Pienso, pedaleo, me alejo…

Pensándonos desde la frontera

Escrito el

Por Ortiga

 

“El espíritu del fuego la espolea a que luche por su propia piel
y por un trozo de tierra sobre el que pararse, una tierra desde
la que ver el mundo- una perspectiva, un terreno propio
donde poder sondear las ricas raíces ancestrales hasta llega
a su propio corazón abundante de mestiza”

Gloria Anzaldúa

Sobre un movimiento que nos atraviesa

Escrito el

Ahora me doy cuenta que no es casual. Aún es sorpresa ver marcas pegando vinilos de Mujer Bonita es la que lucha en sus vidrieras del Shopping, y ver empresas correntinas haciendo sus primeros intentos (un poco torpes) por correrse del regalar flores y empezar a valorar la lucha por la equidad. Aún es sorpresa ver caras nuevas. Esas caras que aunque no te imaginabas que iban a estar, resulta totalmente natural que estén. Aún sorprende también empezar a notar cómo algunas de las opiniones y actitudes patriarcales están quedando en Offside tan rápido. Pero ahora sé que no hay casualidad en nada de eso y no tuve que leerlo en ningún lado. Fue este #8M el que me lo hizo saber.

#NoNosCallamosMás: ¡¡¡Federico Soto sos un violador!!!

Escrito el

Estamos caminando, atravesando, sin pedir permiso, espacios que nos pertenecen. De pronto comenzamos a ocupar nuestras cuerpas, nuestras camas y las calles. Y comenzamos a escucharnos y a entender que lo que nos pasa es sistemático, y es político.

No nos callamos más porque entendemos también que es la única manera de sanar esta sociedad enferma de capitalismo y patriarcado.

No vemos otro camino que no sea este, depurando y sacando a la luz todo lo que nos oprime, y porque la de al lado nunca más es competencia

Yo te creo, compañera.

Por lxs que somos CaraTapada

ESTO RECIÉN ESTÁ EMPEZANDO

Escrito el
El Pañuelazo en Resistencia, Chaco, nos dejó mucho que celebrar, pero también invita a seguir pensando. El fulgor mediático que el tema aborto está teniendo por estas semanas es de gran ayuda para habilitar la discusión a nivel social, pero quienes nos reconocemos parte del movimiento feminista tenemos como tarea extender el debate interno.
¿Es el aborto legal el final de este camino?

¿Qué es ir para adelante?

Escrito el

“Creer en el progreso no significa creer que haya tenido lugar ningún progreso. Eso, precisamente, no sería creer.” Franz Kafka

2017-2018 y se vuelve complicado hacer números, realizar balances, medir bajas por altas. Pensar en Rafael, que este 24 de diciembre se cumplió un mes desde que prefectura lo asesinó; pensar en que este 1 de enero se cumplen ya 5 meses de la desaparición y muerte de Santiago en manos de gendarmería, nos recuerda que en estas fechas en las que se habla de felicidad, paz y amor, estas se vuelven un privilegio de pocos. Las navidades dignas, los cierres de años en paz, se desdibujaron este fin de un año marcado por la represión sangrienta en la capital durante la reunión de la OMC y la reforma previsional.

Memoria de mis putas insurrectas

Escrito el
Por Abril Denise

“Si me preguntan qué quiero ser, yo les digo ‘puta’. Y el día de mañana, puta. Y si pudiera volver a nacer, seguiría siendo puta, porque es lo que me gusta”

Durante el 32º Encuentro Nacional de Mujeres, el taller de Mujeres Trabajadoras Sexuales se llevaría a cabo por segundo año consecutivo en el Colegio Nacional José María Paz. La discusión entre abolicionismo y regulacionismo (o derechos para las putas, como prefiero llamarle) es una cuestión que actualmente divide al feminismo argentino.

“Hay que seguir empoderando para que la gente sepa qué es la perspectiva de género”

Escrito el

El Derecho siempre estará atrasado respecto a la sociedad. Llegará inexorablemente tarde, después de muertes y desgracias. Tanto dolor evitable. Pero el poder de esta ciencia social coercitiva está en su reconocimiento como fuente de orden y regulación.

Hace siete años, el 21 de diciembre de 2010, L. obtenía el aval estatal como hombre. Fueron seis años de litigio en el juzgado Civil y Comercial N° 13 de Corrientes para demostrar que su auto-percepción masculina debía prevalecer por sobre la normativa vigente.