Los nadies:

los hijos de nadie,

los dueños de nada.

Los nadies:

los ningunos,

los ninguneados,

corriendo la liebre,

muriendo la vida,

jodidos, rejodidos…

Eduardo Galeano

Manuel Pelozo tenía 33 años y tres hijos pequeños. El viernes 27 de diciembre del 2019 se encontraba trabajando para LUSA, empresa concesionaria de recolección de residuos para la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes. Manuel tomó una bolsa con vidrios y se cortó la mano por no contar con guantes de seguridad. Siguió trabajando hasta terminar su turno y fue al Hospital, donde sólo le dieron antiinflamatorios. Sus superiores no accedieron a darle un franco, por lo que debió trabajar todo el día sábado a pesar del dolor y la inflamación. El día domingo, finalmente, debió internarse porque la infección avanzó y terminó muriendo el lunes 30.

Precariedad laboral, ausencia de elementos de seguridad, protocolos de emergencia e intervención médica adecuada, todo esto no puede sino disparar un haz de interrogantes: ¿Cómo es posible que ocurra algo así? ¿Se trata de un caso aislado? ¿Hay un mecanismo general operando en las muertes laborales? 

En esta entrevista colaborativa entre Cara Tapada y el Observatorio de Conflictos Sociales en el Nordeste Argentino (OCSo-NEA) dialogamos sobre precarización laboral, ausencia del Estado y deshumanización con Damián Navarro, docente e investigador de la Universidad Nacional del Nordeste, becario doctoral del CONICET e integrante del Grupo de Investigación sobre Conflictos Sociales (GrICSo). Desde hace 7 años se encuentra investigando acerca de los modos en que las sociedades del Nordeste Argentino procesan las muertes de los sujetos. Para Navarro, el caso de Manuel Pelozo se inscribe en la lógica capitalista. 

Precariedad laboral, ausencia de elementos de seguridad, protocolos de emergencia e intervención médica adecuada, todo esto no puede sino disparar un haz de interrogantes: ¿Cómo es posible que ocurra algo así? ¿Se trata de un caso aislado? ¿Hay un mecanismo general operando en las muertes laborales? ¿Qué revelan este tipo de muertes? ¿Por qué son tomadas como algo “natural”? ¿Cuál es la relación entre precarización laboral y precarización de la vida? ¿Qué rol cumplen las empresas, el Estado y los sindicatos?

“No se trata de un caso aislado, es críticamente común el caso de obreros muertos, con similares características al caso de Pelozo. Esto es central: son personas que han muerto debido al trabajo que realizaban”.

Damián Navarro

MUERTES EVITABLES 

“No todas las muertes son procesadas de la misma manera, no tienen el mismo impacto ni el mismo valor, no todas las muertes importan. Hay algunas muertes que a las sociedades no les interesan y pasan desapercibidas”, nos dice Damián Navarro comenzando la entrevista. Su trabajo como investigador lo llevó a profundizar en este problema que -como muchos de los problemas en ciencias sociales- suelen parecer obvios, perogrulladas que cualquier persona puede ver, pero sobre los cuales no se reflexiona demasiado, salvo cuando la afiladura de la hoz roza su propia conciencia. 

“Haría una primera gran distinción: muertes que pasan desapercibidas y muertes que son excepcionales. La diferencia fundamental es que estas últimas tienen una capacidad disruptiva en la dinámica social, producen alguna modificación en las sociedades: modificaciones institucionales o simplemente la instalación del tema en los medios de comunicación. Después, tal vez, se levantarán monumentos, se sancionarán leyes en función de esa muerte para evitarla o para recordarla, de acuerdo a las características que haya tenido. A grandes rasgos, estas son las dos maneras en que se procesan socialmente las muertes”, continuó. 

El caso de Manuel Pelozo es parte de lo que denomina “muertes evitables”: una muerte que no debió haber ocurrido. Pero ocurrió y tiene grandes responsables: la empresa LUSA (del mismo holding que la oligopólica ERSA) y la municipalidad de Corrientes.

El caso de Manuel Pelozo es parte de lo que denomina “muertes evitables”: una muerte que no debió haber ocurrido. Pero ocurrió y tiene grandes responsables: la empresa LUSA (del mismo holding que la oligopólica ERSA) y la municipalidad de Corrientes. Las dos instituciones que se mostraron indiferentes ante el caso hasta que estalló en las redes sociales y luego sólo emitieron burdos comunicados oficiales. “Es una muerte que pudo haber sido evitada simplemente si hubiera tenido la indumentaria necesaria, porque ocurrió en el lugar de trabajo”, reflexionó.

“Hay un mecanismo general y es la precarización laboral. En el capitalismo, es una manera de optimizar las ganancias por parte de las empresas”.

Damián Navarro

“Lo que a mí me preocupa -dice Damián- es que no tiene esa capacidad disruptiva, no se ha instalado en los medios de comunicación, no se ha instalado en lo que se denomina opinión pública de manera tal que pueda configurarse como un reclamo social. No se ha establecido a partir de esa muerte un reclamo, como buscar un resarcimiento económico para los familiares o una mejora en las condiciones de trabajo”.

¿Es un caso aislado o puede vincularse a otras muertes? 

No se trata de un caso aislado, es críticamente común el caso de obreros muertos, con similares características al caso de Pelozo. Esto es central: son personas que han muerto por una muerte evitable. No debieron haber ocurrido y además ocurrieron debido al trabajo que realizaban. Si ellos hubieran realizado el trabajo en otras condiciones no deberían haber muerto. 

¿Hay un mecanismo general operando?

Sí, hay un mecanismo general, y es la precarización laboral. Un término amplio que incluye la precarización de las diversas condiciones en las que se realiza el trabajo. En el capitalismo, es una manera de optimizar las ganancias por parte de las empresas. Uno de los casos con los que yo trabajo es la muerte de tareferos en Misiones. Específicamente, un grupo de 25 trabajadores que estaba volviendo en un camión -en el mismo que cargan la cosecha- después de haber cosechado yerba mate. El camión se queda sin frenos, caen y 8 mueren, dos eran menores de edad (el más chico tenía 14 años).

El mecanismo es el mismo que opera en el caso de Manuel Pelozo. No se provee de la indumentaria necesaria, no se brinda la asistencia requerida y lo que es determinante: una vez ocurrida la lesión no se le brindó los días necesarios para la recuperación lo cual derivó en que se produjera la infección que culminaría con su muerte”.

Damián Navarro

Si uno lee lo que está pasando es que hay alguien que está reclutando menores para pagarles menos, que los lleva en los mismos camiones en lo que después lleva la cosecha. Para no asumir el costo que tiene alquilar o comprar un colectivo en las condiciones requeridas, una vez que el camión se llena con la cosecha, hacen subir a los trabajadores arriba y salen a la ruta de esa manera. El mecanismo es el mismo que opera en el caso de Manuel Pelozo. No se provee de la indumentaria necesaria, no se brinda la asistencia requerida y lo que es determinante: una vez ocurrida la lesión no se le brindó los días necesarios para la recuperación lo cual derivó en que se produjera la infección que culminaría con su muerte.

LEER MAS:

¿CUÁNTO CUESTA UNA VIDA?

Vivimos en sociedades estratificadas, diferenciadas. La diferencia fundamental es acerca del valor de la vida”, sostiene Damián Navarro. Avanzada la conversación nos dice: “podemos seguir muchos caminos pero me voy a centrar en una distinción: la de clase. La distinción de clase supone que no todos los sujetos son iguales, todo depende de su posición objetiva dentro del sistema productivo. Hay personas que para poder sobrevivir necesitan poner en juego su propio cuerpo, fuerza de trabajo. Van y se emplean con quienes son dueños de los medios de producción, que ponen en juego no sus cuerpos sino  los medios de producción: máquinas, herramientas, fábricas. En cada caso, el valor de la vida va a ser totalmente diferente. El valor de la vida del trabajador va a depender estrictamente de su capacidad productiva: cuando se extingue su capacidad de producir, el valor de su vida, puede ser reemplazado”.

“Son olvidados porque las víctimas son vistas como intercambiables desde la lógica del mercado. Son vidas despojadas porque lo que se tiene como valor no es un concepto de vida humana sino un valor que se mide por su capacidad productiva”

Damián Navarro

La investigación de Damián comenzó con el caso  los ocho obreros de la construcción fallecidos en la ciudad de Corrientes el 22 de marzo 2012, al derrumbarse un edificio en construcción (con dos pisos de mas). Al día de hoy, hay cuatro empresarios que deberían ir a juicio este año, acusados de “estrago culposo”. La familias de las víctimas se organizaron y lucharon hasta el agotamiento por una Justicia que aún no llega y que, en el camino, sobreseyó a todos los funcionarios municipales imputados, incluido el entonces intendente Carlos “Camau” Espíndola.

Documental Somos un Número, de Fenando Cattaneo.  

Damián investigó también el caso de los cuatro operarios de la empresa provincial de agua del Chaco, ocurrido el 11 de julio de 2017, quienes murieron después de bajar a una cloaca sin ningún elemento de seguridad. “En todos estos casos -nos dice Damián- se da una intercambiabilidad de la vida. La muerte y las condiciones en que la muerte ocurrió son olvidados porque las víctimas son vistas como intercambiables desde la lógica del mercado. Son vidas despojadas porque lo que se tiene como valor no es un concepto de vida humana sino un valor que se mide por su capacidad productiva”.

Accidente laboral, padecimiento y muerte 🚔 👇"Este muchacho se llama Manuel Pelozo… Trabajaba de basurero en Lusa…

Posted by Denuncia YA on Friday, January 3, 2020

¿Porque se naturaliza la muerte en el trabajo?

La naturalización se da porque lo que organiza la sociedad es el modo en el que se realiza la producción de los bienes. Lo que determina un territorio es el sistema productivo.  Los sujetos que quedan en las zonas marginales del sistema no van a importar porque hay muchos. Podríamos preguntarnos: ¿qué mecanismos intervienen? y ¿cómo se produce esa naturalización?

Ahí encontramos figuras comunes, como el accidente laboral. La idea de que hay que poner en riesgo la vida por el trabajo está muy internalizada, por eso se naturaliza y es más fácil cuando es alguien de baja calificación. Por eso el servicio de recolección no dejó de funcionar el dia despues de la muerte Manuel Pelozo.

También te puede interesar: 

Comentarios

comentarios