“En este ‘espacio público’ del cual el nuevo capitalismo salvaje del neoliberalismo quiere deshacerse, de cuya responsabilidad quiere desentenderse y lo procura mediante la conversión de todo en ‘propiedad privada’, de entrega de su gestión a empresas para que lo ofrezcan en el mercado como mercancía, sin que le importe la enorme marginalidad social de ‘lo público’ de quienes no pueden acceder a él”  
Alfredo Herrandonea (h).

La lucha docente y la lucha por la educación pública, laica y gratuita es nuestra lucha por la sencilla razón de que lo que está en disputa es parte de un espacio público político estratégico, tanto porque en él se forman les futures profesionales como porque se trata de un enorme retroceso en los derechos adquiridos en poco más de 200 años de despliegue del Estado argentino.

 

El gobierno de Mauricio Macri, con el vaciamiento de la educación pública en todos sus niveles, pretende favorecer a la avanzada de sectores privados sobre los espacios públicos, un proceso que no se limita a lo educativo y que puede hallar correlato en el polémico “Plan costero´” impulsado por el municipio y el gobierno de Corrientes.

El viernes pasado, un nutrido grupo de alumnes, docentes y autoconvocades se manifestaron en defensa de la educación pública y en apoyo al reclamo salarial de les docentes universitaries en Plaza Vera. Fue en el marco de una Jornada Cultural en la que participaron variadxs oradorxs cuyo eje principal fue la fuerte crítica a la política macrista de recorte al sector educativo.

Lo que está en juego es la posibilidad de acceder: acceder al conocimiento, acceder al pensamiento crítico,
acceder a tipos específicos de trabajo.

 

Los espacios públicos (desde la calle hasta las universidades) son territorialidades donde el nivel de participación de sus involucrades es -con sus variaciones- alto: la apuesta de Macri es reducirlos vía desfinanciamiento para que el sector privado los ocupe de múltiples formas: a través de la educación privada o de la influencia en la investigación científica mediante becas o patrocinio.

Lo que está en juego es la posibilidad de acceder: acceder al conocimiento, acceder al pensamiento crítico, acceder a tipos específicos de trabajo. Esta lucha resiste a la privatización y, por ende, a la gestión en manos de unos pocos de la educación, el conocimiento y las disciplinas científicas que el capitalismo necesita para seguir desarrollándose como sistema de dominación.

Lo público es de todes y todes pueden participar, en mayor o menor medida, según el grado de institucionalización: es la calle pero también el aula. Son espacios de disputa donde la dominación no puede ejercer el poder de la norma sin encontrarse con una tenaz resistencia por parte del derecho a participar en la toma de decisiones.  

La aulas en las calles, las calles en las aulas: cientos de miles de personas en Argentina marchando en defensa de la educación pública

Y justamente lo que estamos viviendo en estas últimas semanas es que las aulas han salido a las calles. Las clases públicas son una forma de acción directa sobre el espacio público, que tienen la intención de configurar un sentido frente a la invisibilización o el desdén de esta problemática en la agenda mediática y gubernamental. La aulas en las calles, las calles en las aulas: cientos de miles de personas en Argentina marchando en defensa de la educación pública; facultades y carreras tomadas por alumnes y profesores; debates y manifestaciones personales en redes sociales (sin duda, un espacio público también en disputa).

Lo cierto es que ya va a ser un mes sin clases en 57 Universidades públicas del país. Corrientes y Resistencia no son la excepción: esta semana están previstas en ambas provincias una serie de actividades en defensa de la Educación Pública. Les alumnes se solidarizan con la lucha docente porque son conscientes de la precarización y la miseria a la que están sujetxs y que nos perjudica a todes les que queremos estudiar. Y no sólo se trata del aumento salarial para lxs docentes acorde a la inflación: también se reclama el vaciamiento de la universidad y la quita de casi 4 mil millones del presupuesto universitario, como también el recorte en las becas de investigación para estudiantes que se redujeron de 23.019 a 14.985 en 2017.

En este contexto de creciente ajuste y represión, donde el gobierno ha decidido que el costo lo paguen lxs de abajo, luchar codo a codo con les docentes (como también con lxs trabajadores de otros rubros cuyas fuentes laborales peligran) es la única táctica que puede refrenar la embestida neoliberal.

En Corrientes, les estudiantes de las diferentes carreras están activando en sus espacios con las diferentes problemáticas que cada espacio plantea. Un buen ejemplo de esto se dio la semana pasada, cuando Alumnes y Graduades Autoconvocades de Ciencias Biológicas realizaron una manifestación en la entrada del Campus Deodoro Roca, exigiendo explicaciones acerca de una modificación realizada en el Plan de Estudios en el 2014.
Dicha modificación, que agrega dos materias al Plan para finalizar la Carrera, no fue informada a les alumnes, dejándoles sin el Título Universitario Nacional. Varies de les graduades habían conseguido becas de investigación del CONICET que ahora no les serán otorgadas debido a esta modificación de la cual no tenían conociendo.

En definitiva, lo que se exige al Gobierno son mejoras en las condiciones de la educación pública, tanto para les docentes como para les estudiantes universitaries. Desde algunos sectores se llama a intensificar las medidas de lucha. La semana pasada comenzaron las tomas de Universidades en distintas partes del país. ADIUNNE Y CONADU emitieron el siguiente comunicado con respecto a la última negociación salarial, convocando a movilizarse el próximo jueves 30 de agosto:

“El 27 de agosto, en la quinta reunión de la Mesa de Negociación Salarial, el gobierno nacional ofreció: 5% de aumento en mayo (ya cobrado), 5,8% en Agosto (que se pagará en septiembre) y 4,2% en septiembre a cobrar en octubre. Los números concretos siguen siendo el 15% que nos ofrecen desde mayo de este año. ADIUNNE y CONADU ratifican la continuidad del no inicio con el cese total de actividades y la convocatoria a movilizarse el próximo jueves 30 desde el Congreso de la Nación y en todas las plazas del país”.

En este contexto de creciente ajuste y represión, donde el gobierno ha decidido que el costo lo paguen lxs de abajo, luchar codo a codo con les docentes (como también con lxs trabajadores de otros rubros cuyas fuentes laborales peligran) es la única táctica que puede refrenar la embestida neoliberal. Hay que hacer frente y acompañar las medidas de fuerza porque lo que peligra no es sólo la educación o el salario docente, es también la posibilidad de participar y decidir (en otras palabras, de gestionar) en espacios que son sociales, por ende políticos en sentido puro. Si no activamos, la dominación capitalista como forma de administrar la vida habrá obtenido una victoria trascendental.

39468303_694513230893614_9062005807691857920_n
39300728_694514004226870_2520226061275365376_n
39387633_694513780893559_2465530322775703552_n
39308215_694516710893266_18516600445468672_n
39441363_694515344226736_8597272908697436160_n

 

FOTOS: ADIUNNE 

Comentarios

comentarios