En tiempos en que el arte callejero se ve amenazado por la criminalización, la ciudad de Corrientes es foco de una lucha singular: un colectivo de artistas se está conformando con el propósito de disputar un espacio estratégico. Apoyados en una ley provincial (sancionada hace 4 años por el poder legislativo hace pero no promulgada por el ejecutivo) pretenden convertir la actual Jefatura de Policía en un centro cultural.

“Somos un movimiento apartidario que busca conquistar un espacio que nuclee a toda la provincia y que esté ubicado estratégicamente para que el acceso sea popular”

Lo que durante la última dictadura fue un lugar de detención de presos políticos; y crujía en el derrotero de algunos de ellos hacia la desaparición forzada, hoy mantiene vestigios de esos tiempos.

 

Este grupo de activistas apuesta por reconvertir un emblema de la violencia estatal en punto de referencia de las expresiones artísticas. A su favor tienen el artículo 120 de la Constitución Provincial y el antecedente del Centro Cultural Bicentenario de Santiago del Estero; en contra el aparato de burocracia del gobierno de la provincia.

-¿Quiénes son?

Nos organizamos como un colectivo de artistas y organizaciones independientes cuya necesidad en común es la de un centro cultural gestionado por y para artistas, somos un movimiento apartidario que busca conquistar un espacio que nuclee a toda la provincia y que esté ubicado estratégicamente para que el acceso sea popular.

-¿En qué fase se encuentra el armado del colectivo?

Estamos buscando la colaboración de toda aquella persona que tenga contacto con el arte y la cultura: cantantes, músicos, artistas plásticos, poetas, dibujantes, gestores culturales, comediantes, etc. para ser parte de la organización, ya que es de suma importancia darle impulso a esta Ley para que se cumpla, necesitamos contar con el apoyo de todos los artistas y gestores culturales cuya influencia y representatividad son clave para lograr que se lleve a cabo la implementación de la Ley.

“Necesitamos la colaboración de estudiantes y profesionales en el área de abogacía, arquitectura, ciencias políticas y contabilidad para tratar las cuestiones técnicas de la legislación”

-¿El movimiento y la organización son segurxs?

Garantizamos un espacio libre de violencia conforme nos ampara la ley 26.370 (Derecho de Admisión), por lo cual no se permitirá la participación de personas con denuncias (penales o sociales)  públicas o de conocimiento reservado. En caso de tener dudas con respecto a un participante, la organización resolverá en asamblea y por voto de mayoría cómo proceder.

-¿Qué establece esa ley?

La Ley 6239 promueve la creación de un espacio cultural donde confluyan todos los géneros artísticos, según lo que establece esta Ley, sería en la actual Jefatura de la Policía de Corrientes, que se trasladaría a otro edificio para dar lugar al Centro Cultural Arturo Frondizi (el nombre también es estipulado dentro de la legislación). Si bien es una ley que ya está aprobada desde el año 2013, no se logró reglamentar y su concreción no se hizo realidad.

-¿Si no soy artista, puedo ayudar?

Sí. También necesitamos la colaboración de estudiantes y profesionales en el área de abogacía, arquitectura, ciencias políticas y contabilidad para tratar las cuestiones técnicas de la legislación.

 

 

Comentarios

comentarios