El miedo va a cambiar de bando

Escrito el

El 2019 comienza con una #EmergenciaNacional por violencia machista

O sos Nahir o sos Lucía”. El grafiti apareció en muchas ciudades luego de las convocatorias que tuvieron lugar en diciembre de 2018 ante la bronca social por la aberrante sentencia del femicidio de Lucía Pérez en Mar del Plata: un fallo judicial que absuelve a tres femicidas y deja a las mujeres sin justicia. En Corrientes recordamos el caso de Tamara Zalazar, el cual tuvo un desenlace similar al de Lucía, con una justicia patriarcal que culpabiliza a la víctima y deja en libertad al único imputado por el femicidio, dejando sin respuesta y sin consuelo a la familia de Tamara y a las organizaciones sociales y feministas que acompañaron.

Carta para Lucía

Escrito el

 

Por Ivana Osuna

21/03/2018
22:15 

Hola Lucía. No sé si te acordarás de mi. Espero que estés bien.
Lucía, te escribo esta carta porque no supe más de vos. Recuerdo que en Facebook nos dábamos like a todo, a publicaciones serias y a boludeces, memes, cosas tontas.
Espero que estés bien.

Esa mañana en la que aborto significó política

Escrito el

Una lucha ganada. Sin retorno: irreversible. Las mujeres, las pibas, las disidencias han avanzado. Y el patriarcado, tiembla…se va a caer. En todo el país se replicó la irrefrenable marea verde que hizo saltar por los aires el partidismo político parlamentario y demostró, una vez más, que los derechos y las libertades se conquistan en las calles y en las plazas. La media sanción del Proyecto de interrupción voluntaria del embarazo obtenida en la Cámara de Diputados es resultado un reclamo histórico del feminismo que, en estos últimos cuatro meses, adquirió una aceleración inédita.

La risa también es política

Escrito el

 

Por Ivana Osuna*

Recibo un mensaje en Instagram. Una piba me pasa un link y me dice “Vos me vas a entender”. Es un video donde se ve a dos varones actuando una “escena común”: uno actúa de “el novio” y el otro de “la novia”, este último con una peluca rubia y sobreactuando lo que para ellos es la actitud “de una mujer”. Reviso los comentarios: mujeres que se ríen y etiquetan a otras mujeres. Le doy play un poco sabiendo lo que iba a ver.

“El novio” le ofrece alternativas a “la novia”, la cual no acepta, entonces grita y le pega. Al final (dura sólo un minuto) le ofrece una bolsa de papas fritas y “la novia” accede, feliz. El video termina con “el novio” diciendo “Eras re fácil al final”.

Feminismo de abajo: anarquista y popular

Escrito el

 

Por Silvana Romero*

La Antonia vive en el asentamiento del Barrio Galván. Hace unas semanas le sacaron a su beba de seis meses por ser pobre. Se la llevó un pariente suyo que tiene una casa y un trabajo, una mejor situación económica para darle a la criatura una ‘’vida más digna’’. Las compañeras de la Anto se organizaron para ir rápido a la comisaría:

-Ya traéme acá un patrullero para ir a buscar a la bebé, esa criatura tiene que estar con su madre.

-¿Usted es abogada? Pregunta la oficial

-No. Somos de la Asamblea de Géneros de la F.O.B y nos vamos a quedar a dormir acá si es necesario hasta que le devuelvan su hija a nuestra compañera.

La comisaría de la mujer envió rápidamente un equipo al barrio para hacer el “sondeo vecinal’’ y también asistentes sociales a verificar qué tan pobre, qué tan miserable, es la casa de la Anto. En menos de 12 horas la beba volvió a los brazos de su madre.

Es que el tema no es abortar o no abortar, parir o no parir: el problema es ser MUJER POBRE.

Al patriarcado lo derrumbamos nosotras

Escrito el

 

Gracias hermana. Gracias a vos, por tu voz; porque cada voz que se suma nos fortalece. Gracias por hablar, porque cuando hablamos hacemos callar al mundo. La justicia social la estamos construyendo nosotras: de a uno van a ir cayendo.

 

 

Lo hermoso del feminismo -además de ser espacio de refugio y deconstrucción para muchas- es su capacidad de organización y convocatoria: nuestras mejores armas para salir al campo de batalla. No dudamos de los testimonios de nuestras compañeras, aunque no las conozcamos ni las hayamos visto jamás. El accionar es inmediato porque somos conscientes del dolor que supone pasar por una o varias situaciones de violencia machista. Porque conocemos el peso de la culpa con la que nos crían. Porque creemos firmemente que LO PERSONAL ES POLÍTICO, lo que quiere decir que la experiencia de una no es un “hecho aislado” o “de mala suerte”, sino que responde a un sistema cultural y político de dominación: el patriarcado, del cual TODAS -de una u otra manera- somos sobrevivientes. Como escribe Virginie Despentes en su manifiesto Teoría King Kong:  La violación es un programa político preciso: esqueleto del capitalismo, es la representación cruda y directa del ejercicio del poder”.

“Marcha por la vida”: una reflexión desde adentro

Escrito el

La Vida resulta un término paradójico mientras me muevo entre la multitud que se atiborra frente a la legislatura. Es que toda esta gente vino hasta aquí por ella: es “la marcha por la vida”.  Y sin embargo el tema y el problema es la Muerte. Ambivalencia del que argumenta estar “en favor de la vida” pregonando la conservación de un estado de cosas que provoca -como mínimo- un centenar de muertes por año.