El derrotero de Catalino Pérez en busca de #Justicia para su padre

Posted on

“Mi padre era un hombre instruido, un
cuadro político: por eso lo destruyeron”

El secuestro de Neris Pérez fue un 2 de junio de 1977. Catalino tenía a penas 12 años cuando se lo llevaron, pero de tanto revivir ese momento junto a su madre, lo cuenta como si hubiera sido ayer. Neris estaba en su casa mirando un partido de River-Boca; vestía una guayabera, pantalones cortos y calzaba ojotas. Atendió los golpes en la puerta: un grupo de policías lo obligó a subir a un auto encapuchado. “Mi padre soportó seis días de torturas hasta que lo mataron abriéndole el abdomen y sacándole las víscera, luego su cadáver fue arrojado a un sótano donde pasaba un desagüe”. Según testigos, Neris Pérez (referente sindical de la STIA en Virasoro) estuvo en un centro clandestino de detención de Posadas llamado La Casita de los Mártires.

Juicio “Las Marías”: #Justicia para lxs trabajadorxs yerbaterxs

Posted on

“Lo sabía, lo sabía: a Neris Pérez lo despareció Las Marías, lo sabía”, “Lo sabía, lo sabía: a Marcelo Peralta, lo despreció Las Marías, lo sabía”; el canto recorre las calles de Gobernador Virasoro. El domingo 1 de Julio, por la tarde, se realizó una masiva marcha con personas llegadas de todas partes del país para este  juicio histórico: familiares, sobrevivientes, militantes y referentes de organizaciones sociales y sindicales unieron sus voces para exigir #JUSTICIA. La lucha incansable de familiares y víctimas hacen posible que, tras 42 años de complicidades económicas y judiciales, se escuche el reclamo por justicia real para lxs trabajadores, perseguidxs, torturadxs y desaparecidxs de Las Marías.

Santiago: Espíritu de lucha

Posted on

¿Qué hicieron con Santiago?

A un año de la desaparición del militante anarquista

 

El primero de agosto del 2017, la cara de Santiago se volvió un ícono de rebeldía: la vimos en las calles, las vimos de fondo mientras entrevistaban a Bullrich, la vimos en conciertos de rock, en el timeline de facebook y podríamos seguir. Una cara que se multiplicó por mil, que inundó las calles, que se plantó delante de las sedes de Gendarmería en toda la Argentina. A un año del día que nació la pregunta: ¿Dónde está Santiago Maldonado?, nos preguntamos: ¿Qué queda de todo eso? Y más importante aún: ¿Qué hicieron con Santiago?